Historia de Pells Calella

2022-07-12T14:16:24+01:0012/07/2022|

Hola amigos lectores, hoy os voy a explicar la historia de un comerciante afincado en Calella desde hace 30 años. Se llama Said El Mechti y su tienda de piel Pells Calella está situada en la calle Riera 14.

Dicho comerciante, Said El Mechti, llegó de Fez, una ciudad importante y la más antigua de Marruecos. El empezó allí fabricando chaquetas de piel, después fue a Casablanca, una ciudad muy grande donde estuvo unos 8 años. El vino de vacaciones a Calella pero se quedo aquí, empezó a trabajar en la construcción, después trabajó vendiendo con un paisano suyo todo tipo de piel, pero se puso por su cuenta y abrió la tienda Pells Calella. Lo que vende lo trae de Marruecos, lo bueno es que todo lo que vende está hecho a mano; Marruecos tiene una tradición muy buena con la piel. Él proviene de una familia pobre en Marruecos y se ha hecho a si mismo, ha luchado mucho.

Ahora, él y otros comerciantes en Calella lo están pasando muy mal: tienen que resistir subidas de la luz y ventas muy bajas, pues la pandemia y la guerra de Ucrania los está arruinando, perjudica al turismo del cual vive Calella. A veces no nos damos cuenta de lo que hacen estos comerciantes por la ciudad, gracias a ellos y otros negocios atraen gente y turistas y no reciben la ayuda que tendrían que recibir en estos momentos tan difíciles para todos. Es de admirar como aguantan a costa de tener que aguantar tantos impuestos, las subidas de luz, las ventas muy bajas, pero Said aguanta.

Él se considera ya catalán y calellense, ama Calella y lucha para que no desaparezca este tipo de negocio que da alegría, atrae turismo y fortalece la ciudad. No nos damos cuenta del sacrificio que representa para ellos aguantar los tiempos que estamos viviendo. Él se está planteando cerrar, como otros que ya están cerrando, pero resiste y esto es de admirar. Calella necesita gente como Said, que lucha día a día para mantener su tienda sin tener beneficios, más bien tiene pérdidas. Hay que apoyar gente así, los bancos, los impuestos, hay que ayudarles. Son la base de Calella, pero en cambio más bien en vez de recibir ayudas recibe zancadillas. Esto no tendría que pasar, ellos y otros son la esencia de Calella, ayudémoslos en lo que podamos, comprándoles, y que entidades y bancos los ayuden en vez de ahogarlos como están haciendo.

Comparteix el contingut!

Go to Top