Casa Carlos en Calella

2022-09-01T17:05:37+01:0001/09/2022|

Os voy a hablar de Casa Carlos, restaurante típico en Calella muy visitado desde hace tiempo, tanto por extranjeros como foráneos. Para los que no lo conocéis aun, deciros que el Sr. Carlos antes tuvo la Barretina, o sea con mucha experiencia en hostelería. Desapareció la Barretina y nació Casa Carlos en el 1992, situado en la calle Turismo 2, esquina Riera Capaspre, donde es muy conocida. Uno de los ejes más importantes de Calella.

Los principios fueron duros, pero a base de constancia y trabajo fue prosperando y cambiando, pues hoy en la terraza que da a la Riera Capaspre antes no había nada, ahora es una terraza enorme donde el cliente se siente muy bien. Ellos elaboran platos de toda clase, pero lo mejor es que casi todo está hecho con leña, donde se puede ver como asan los manjares. El hijo, que de pequeño aparte de estudiar siempre estaba dando vueltas por allí, se fue un tiempo al Japón, pues le gusta la filosofía japonesa. Estuvo medio año y al volver, al acabar los estudios, se puso al frente del restaurante. Su padre se jubiló, pero la madre lleva la parte administrativa. Adrià, el hijo, lleva la parte de menús, los camareros y él mismo también sirve y toma comandas, o sea un chico muy trabajador que esta en todos lados, también innovando para que el cliente repita y se sienta a gusto.

También hay que decir que la calidad de sus productos es inmejorable, la época más fuerte del turismo fue al principio de los 2000. Últimamente viene turismo de muchas partes por es el boca a boca que corre de lo bien que trabajan y de lo bueno de sus productos y casi todo hecho con leña, con lo que están muy bien preparados. Lector que lees esto y no has estado: ve y saldrás y repetirás.

Tienen personal fijo y flotante, en total unas 23 personas. El cabeza de cocina lleva mucho con ellos y es muy buen cocinero. También el padre les da consejos, ya que su experiencia vale mucho. Me picó la curiosidad y le pregunté a nivel de propinas y resulta que los más espléndidos son los escandinavos y otros también. En estos momentos son de los que más trabajan en Calella y con perspectivas de ir aumentando por el buen hacer de todos y la dirección de Gerard.

Brasa y rosticería son los reyes, pero otras especialidades como el pescado también, o sea que el cliente puede degustar de todo: platos típicos, cazuelas, platos catalanes y de otros.

En fin, que es un lugar que tanto como la comida y el servicio son muy buenos, prueba como he dicho antes del éxito que hace años tiene. Vayan queridos lectores y no se arrepentirán, también decir que la decoración es muy rústica y muy agradable, todo hace un conjunto para pasar un rato agradable y disfrutar de unas viandas extraordinarias.

Comparteix el contingut!

Go to Top